Category: Evangelio

La Importancia de la Resurrección

En 1 Corintios 15:12-19 los críticos dicen que no hay resurrección,

V. 12-15: “Pero si se predica de Cristo que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan.”

¿Te has preguntado cuan importante es la resurrección de los muertos? ¿Haz considerdo las consecuencias de que no haya resurrección?

Si no hay resurrección de los muertos, si estos críticos dicen la verdad, Cristo no resucito y si Cristo no resucitó nuestra predicación y nuestra fe es vana, no tienen ningún valor, es una mentira y una ridiculez.

V. 16-17: “Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó;  y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados.”

Estos versículos nos hablan de un detalle extremadamente importante con unas consecuencias extremadamente grandes. Si Cristo no resucitó, nuestra predicación y nuestra fe no tienen ningún valor, y lo peor es que aun estamos en nuestros pecados. Nuestra condición es sin esperanza.

¿Puedes ver el punto? Si Jesucristo no resucita de los muertos significa que Jesucristo fue vencido por el pecado. El tomo nuestros pecados en su cuerpo, El murió por los pecados tuyos y los míos, El se hizo pecado por ti y por mí. Y si el nunca resucitó, nunca pudo vencer el pecado. ¿Puedes entenderlo?  Y si Jesús no pudo vencer el pecado, estamos en problemas. ¿Cual es el problema? Que el pecado nos va a vencer también a nosotros y nos vamos a ir directo al infierno.

Un Cristo derrotado = Creyentes derrotados.

Por eso es que cuando alguien viene con “argumentos filosóficos” (mentiras) de que no hay resurrección, nos dice Pablo, las consecuencias son bien grandes.  Las consecuencias de que Dios es falso, todo predicador es un mentiroso, nuestra fe no tiene ningún valor y estamos en nuestros pecados condenados al infierno.

V. 18-19: “Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres.”

Si Cristo no resucitó Pablo nos dice que nuestra única esperanza es lo que tenemos aquí en la tierra, miserables y sin esperanza. Si Cristo no puede hacer nada por mi, ¡olvídalo!, ¿Quién lo necesita? Puedo hacer lo que me da la gana, si como quiera voy para el infierno.

Lo que Pablo nos dice es que no podemos negar la resurrección, porque si lo hacemos estamos negando lo que le da significado e importancia a nuestra fe, a todo lo que creemos. Si negamos la resurrección estamos removiendo la base de todo lo que creemos como cristianos. Y si removemos esa base, todo lo que dice la Palabra, todo lo que creemos se derrumba, esta por el piso, no tiene valor.

¿Cuan importante es la resurrección de Jesucristo? Extremadamente importante.

V. 20-21: “Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos.”

Pablo con toda autoridad nos dice que Cristo ha resucitado de los muertos y la noticia mas importante que ha sido proclamada es que Cristo ha resucitado. El castigo del pecado ha sido pagado en su totalidad. El poder del pecado es totalmente derrotado.

Un Cristo vencedor = Creyentes vencedores.

Determinado a Vivir Para la Gloria de Dios Parte 2

Parte 2

Pedro nos declara que Jesús puede venir en cualquier momento al decirnos “mas el fin de todas las cosas se acerca; sed pues, sobrios, y velad en oración”. Debido a que la segunda venida de Jesucristo se acerca y no sabemos cuándo pueda acontecer, ¿debemos ser qué? “sobrios”. ¿Para qué tenemos que ser sobrios? para “velar en oración”.  ¿Y por qué tenemos que estar sobrios y velar en oración? Porque el fin se acerca y necesitamos mantenernos firmes en nuestra comunión con Dios.

Read more →